Sector inmobiliario se adapta a clientes digitalizados