55 5081 1470

Paseo de Los Tamarindos 90,Bosque de las Lomas

Fibras hospitalarias, opción para mejorar el sector salud mexicano

Ante las limitantes presupuestarias en el sector salud público en México y servicios privados establecidos por pequeños y medianos empresarios con recursos insuficientes para expandir y mejorar sus hospitales o clínicas, las fibras orientadas a este último segmento sanitario representan una opción para el sistema sanitario nacional.

Los fondos de inversión en bienes raíces enfocados en el sector salud privado darían a este rubro la oportunidad de seguir creciendo y perfeccionado su servicio para la clase media, que tiene preferencia por el tratamiento médico privado, asegura el managing director de Infraestructura Social de una de las principales fibras que operan en México.

Esto permitiría al sector público continuar enfocándose en atender a la población que requieren atención gratuita o subsidiada, agrega en un comunicado.

El directivo detalla que las cifras hospitalarias en México son bajas, de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y con estudios de la Fundación Mexicana para la Salud, A.C. (Funsalud). En el país hay poco más de 3,000 hospitales privados y aproximadamente 1.6 camas por cada 1,000 habitantes entre el sector público y privado.

Esto en comparación con Estados Unidos, que tiene tres camas por cada 1,000 habitantes y con Japón -con una población similiar a la de México- donde se tienen 10 camas por cada 1,000 habitantes.

Ante ese panorama y de acuerdo con expertos, México debería doblar su capacidad hospitalaria hacia 2030. El sector privado puede ser la clave, afirma el directivo.

“El problema actual es que la mayoría de estos más de 3,000 hospitales privados son pequeños e independientes, y generalmente fueron fundados por individuos o grupos médicos pequeños y medianos”, y a pesar de contar varios con hasta 50 años de experiencia, no tienen el capital para crecer más, explica el experto.

“Tener un socio que adquiera los inmuebles para darlos en arrendamiento a estos grupos médicos, podría facilitar a estos grupos la compra de más hospitales y la expansión de los ya existentes. Este esquema  permite a los grupos hospitalarios centrarse en lo que son expertos, la salud de sus pacientes, reduciendo el riesgo y costo de adquirir el inmueble”, argumenta.

En Estados Unidos esto ya sucede a través de Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (conocidos como REITs, por sus siglas en inglés). Su equivalente en México son las fibras.

“Es una tendencia que vemos a futuro en México, en donde el mercado podría evolucionar hacia uno o más Fibras orientados al sector salud”, asegura.

Por: Redacción Obras

Fuente: obrasweb.mx

Foto:  iStock by Getty Images

Los comentarios están cerrados.